Skip to content


Laboratorios IBERHOME nuestra presencia, nuestro futuro

La revista Bifar publicó hace unos años el artículo siguiente sobre el laboratorio Iberhome:

Como laboratorio farmacéutico homeopático, hoy nos sentimos
orgullosos de ser el máximo exponente de la homeopatía
en Aragón, y un punto de referencia no solamente en nuestra
Comunidad sino también a nivel nacional; expandiéndonos día a día
gracias al avance de la homeopatía, a la calidad de nuestros medicamentos
y a nuestra profesionalidad y compromiso con el trabajo que desarrollamos.
La historia de Iberhome comienza mucho antes de su fundación en
1992. Surgimos del entusiasmo por la homeopatía, hace ya más de 30
años, en la rebotica del farmacéutico zaragozano D. Vicente Martínez
Tejero. Por aquel entonces, en la década de los 70, un grupo de profesionales
integrado por médicos, farmacéuticos y biólogos, coincidió
en Zaragoza a través de su interés común por revitalizar la homeopatía
española, constituyendo la Escuela Homeopática de Zaragoza, así conocida
desde otros núcleos de facultativos del resto de España. Debemos
dar las gracias a D. Mariano Samper, boticario ya desaparecido, por
su labor docente desarrollada en distintas capitales españolas. Samper
prendió la llama de la homeopatía en las mentes inquietas de este grupo
de profesionales. Desde estas líneas le rendimos un justo tributo.
No fue hasta 1992, cuando la antigua idea de fundar un laboratorio homeopático
independiente, pudo llevarse a la práctica, constituyéndose
así IBÉRI CA DE HOMEOPATÍA (IBERHOME). Creado por un grupo
de farmacéuticos pioneros de la homeopatía en Aragón, Iberhome
forma parte del tejido de pequeñas y medianas empresas de capital totalmente
español, referente importante en el sector farmacéutico dada
la escasa existencia de laboratorios farmacéuticos exclusivamente nacionales.
Hemos recogido el testigo de una larga tradición homeopática que, desde
el presente, deseamos proyectar hacia el futuro. En nuestra ya larga
trayectoria profesional, el objetivo primordial de Iberhome es la máxima
calidad de los medicamentos que elaboramos, en este sentido estamos
satisfechos de poder ofrecer a farmacéuticos, médicos y pacientes,
el amplio número de medicamentos utilizados tradicionalmente por la
homeopatía, así como todo el potencial terapéutico de las gemas en dilución
homeopática, que constituye un nuevo recurso hasta ahora poco
conocido.
En la preparación de los medicamentos seguimos utilizando preferentemente
materias primas obtenidas del entorno natural más próximo.
Con el compromiso de fomentar un mundo más respetuoso con el ser
humano, la tierra y el medio ambiente, la recolección de plantas se lleva
a cabo cuidadosamente, escogiendo los ejemplares más adecuados y recogiendo
solamente la cantidad precisa para elaborar nuestras tinturas
madres.
A lo largo del proceso de elaboración, se siguen escrupulosamente las
Normas de Correcta Fabricación de Medicamentos, pero sin olvidar
las indicaciones hahnemaniannas clásicas, que en el campo del medicamento
homeopático no han perdido su incuestionable valor. Aunque
utilizamos la tecnología más avanzada, perfectamente homologada y
validada, muchos de nuestros productos siguen siendo preparados de
forma artesanal, dinamizándose manualmente, tal y como Hahnemann
lo indicó.
El equipo humano de Iberhome procede de diferentes sectores, pero
existe entre nosotros un vínculo común: la pasión por la homeopatía.
La experiencia que nos aportan todos estos años de trabajo conjunto,
y el conocimiento que proporciona la constante formación como profesionales,
garantizan la calidad en todos los procesos de elaboración
de los medicamentos. La colaboración en equipo durante tantos años
nos ha permitido mejorar día a día y superar nuevos retos personales
y profesionales. Nuestra estructura empresarial permite adaptarse con
flexibilidad no solamente a las vicisitudes del mercado, sino también a
las múltiples particularidades de esta terapéutica, que está siendo cada
vez más demandada.
Desde Hahnemann hasta nuestros días, han pasado más de 200 años
de historia, a lo largo de los cuales la homeopatía ha demostrado constantemente
su eficacia como sistema curativo. Desde sus orígenes, que
representaron en su época una novedosa concepción del ser humano,
de la salud y de la enfermedad, no ha dejado de atraer a multitud de
profesionales, siendo practicada en todos los países del mundo, y progresivamente
regulada y legislada. Al mismo tiempo, cada vez son más
las Universidades que optan por incluirla en sus propuestas de estudios,
respondiendo así al creciente interés suscitado entre médicos, farmacéuticos
y veterinarios. La evidencia positiva que ofrece la abundante literatura
científica existente, hace hoy en día indiscutible su validez y eficacia
terapéutica. El conocimiento progresivo de la estructura del agua revela
que ésta es crucial para entender cómo el método de preparación de las
diluciones altera dicha estructura de manera única y estable, haciendo
del remedio homeopático un MEDICAMENTO ÚNICO Y SINGULAR
, con total garantía de eficacia, calidad y seguridad. Gracias al amplio
y sólido soporte científico existente, la homeopatía está actualmente
siendo legitimada a los ojos de la ciencia, y solo es descalificada desde
su desconocimiento.
Como profesionales vinculados desde hace tantos años a la homeopatía,
hemos conseguido la consideración de médicos, farmacéuticos y
pacientes, y es para nosotros una satisfacción poder expresar nuestra
gratitud a todos ellos, a todos vosotros, a través de estas líneas, en esta revista con la que venimos colaborando número tras número, y
que con éste ejemplar, cumple 29 años de su trayectoria.
Esperamos poder seguir siendo útiles en el ámbito de la salud
y afrontar con todos vosotros el reto de desarrollarnos como
personas, como profesionales y como empresa.

Publicado en sin categoría.

17 septiembre, 2012

HISTORIA de los LABORATORIOS HOMEOPÁTICOS en ESPAÑA

Desde la AEPSH nos proponemos investigar la producción de medicamentos homeopáticos en España.

En los comienzos de la homeopatía, cada médico, cada homeópata, cada botica, producía sus propios remedios homeopáticos, siguiendo las indicaciones detalladamente expuestas por el fundador de la homeopatía, Samuel Hahnemann y recogidas en el Órganon .

En España, la homeopatía se desarrolló paralelamente al resto de Europa, y prueba de su importancia es la existencia de 3 hospitales homeopáticos que se crearon a finales del siglo XIX y principios del XX: el Hospital Homeopático de San José en Madrid, el Hospital Homeopático del Niño Dios, en Barcelona, y el Sanatorio Marítimo de San José, en el barrio de la Barceloneta (Barcelona). Aunque tuvo un período de recesión a raíz de la Guerra Civil Española, a partir de los años 70 volvió a resurgir. Por tanto, la homeopatía siempre ha estado presente en nuestro país. En los primeros tiempos, los remedios homeopáticos se podían conseguir porque algunos farmacéuticos distribuidos por toda la geografía española los preparaban en sus boticas. Y así se continuó hasta que se instaló en España en el año 1983 el primer laboratorio homeopático extranjero.

Varios laboratorios especializados en homeopatía existen hoy en nuestro país. Algunos son empresas extranjeras: por ejemplo de Francia (Boiron), o de Alemania (DHU Ibérica); otros son españoles, como Biótica y, por supuesto, Iberhome –Ibérica de Homeopatía-, cuyo nombre afirma con orgullo su proveniencia.

Veamos la historia de esta última empresa: todo empezó en Zaragoza hace más de 30 años, cuando un grupo de médicos homeópatas y farmacéuticos coincidieron en su interés común por revitalizar la homeopatía. Pero no fue hasta 1992, cuando se pudo materializar la idea de crear un laboratorio para la producción de medicamentos homeopáticos. Y así, un grupo de farmacéuticos fundó Ibérica de Homeopatía (Iberhome), con el objetivo de poder ofrecer los medicamentos tradicionalmente utilizados en homeopatía, así como una línea innovadora basada en las gemas (piedras preciosas) preparadas según el método homeopático. Esta línea de trabajo surgió a partir de la lectura de un libro de tradición ayurvédica sobre terapia con gemas. Descubierto su potencial terapéutico, el entusiasmo hizo que se continuasen preparando más piedras y minerales. El Dr. Callao, médico homeópata experto en este tema, publicó varios libros con su experiencia, entre otros “ “Homeopatía y Mineralogía” (1.995) y “Homeopatía, color y minerales” (2.008) .

Para más información sobre Iberhome, les recomendamos leer el artículo que publicamos también en nuestra web: “Laboratorios Iberhome, nuestra presencia, nuestro futuro” (Apuntes Históricos de la Farmacia en Aragón, revista Bifar número100), en el cual encontrarán más detalles de la historia de este laboratorio.

Me llama mucho la atención,-¡solo por nombrar uno!- un medicamento producido, porque es una de mis piedras favoritas: la turmalina, tan sorprendente por sus rosados y verdes: ¡se usa contra la celulitis! Iberhome nos sorprende con su oferta.

Nosotros, usuarios de la homeopatía, nos alegramos de la existencia de un laboratorio realmente español, de calidad óptima, clásico por una parte, creativo y original por otra, que propone una gama muy amplia de cepas, es decir de productos básicos, y de potencias y presentaciones.

Desde esta plataforma queremos agradecer a los que permiten que la farmacéutica española no esté en manos de algún tiburón internacional monopolizador; saludamos el hecho de que se pueda producir, prescribir y utilizar los medicamentos homeopáticos con libertad, en un mercado liberal, según los conocimientos de los profesionales. ¡Imaginen un país donde sólo hubiera una cadena de ropa, un país donde trataran de convencernos de que el tipo de vestimenta que nos proponen es el mejor para los habitantes!

Deseamos a este simpático laboratorio Iberhome (donde todo son mujeres, ¡salvo un hombre!), que siga sirviendo con fe y éxito la homeopatía a la cuál debemos tanto, nosotras Personas Sanas con Homeopatía.

Publicado en sin categoría.

17 septiembre, 2012

Sanidad informa sobre Terapias Naturales

No solo en España informan los principales medios de comunicación de vez en cuando a sus lectores u oyentes de la supuesta ineficacia e inutilidad de la homeopatía.

Esta vez nos informaron algunos que “Sanidad concluye que el principal efecto de la homeopatía es placebo” (El PAÍS 19/20-12-2011), basándose según ellos en el  documento del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, publicado el 19 de diciembre 2011 sobre la situación de las terapias naturales en España, incluyendo la homeopatía. Quien lea de verdad dicho documento se dará cuenta de que la opinión emitida por los investigadores es mucho más diferenciada.

Pues bien.  A una persona que busca un medio de curar sus dolencias, no le importa mucho qué tipo de efecto le cura. Y si ha sido curada “milagrosamente”  por el efecto placebo,  se siente contenta y feliz. Es lo más normal. No le importa si el medicamento que le ha curado es o no reconocido científicamente por la prueba de doble ciego. No le importa en este momento que no se sepa explicar cómo ha actuado. Lo que le importa es curarse, recibir alivio,  saber que lo que toma no le producirá efectos no deseados.

Nosotros existimos

¿Quiénes somos nosotros?

Nosotros somos una comunidad de personas que han experimentado la eficacia de la homeopatía en su propio cuerpo, mente y espíritu, de personas que quieren y pueden por lo tanto dar testimonio del efecto sanador de esta terapia en su caso particular.

Parece que ciertos sectores de la sociedad no quieren tomar nota de nuestra existencia, peor aún, quieren negárnosla.

A nosotros, los socios de la AEPSH, la “evaluación negativa” declarada  por gente que no puede ni quiere aceptar que hay efectos en el mundo que la ciencia todavía no sabe explicar, solo nos hace fruncir el ceño.

Y no queremos que sigan ignorando nuestra existencia.

Representamos a millones de Personas Sanas por la Homeopatía en el mundo, somos simplemente la prueba viva de su efectividad. La prueba viva de que lo que “no puede ser” según los dogmas de la ciencia, “es”, y que quizás sería tiempo de cambiar el paradigma de la ciencia, particularmente en la medicina, que lleva a tal pensamiento.

Pedimos más  investigación y más calidad en la formación.

- Claro que nuestra voluntad es saber porqué y cómo actúa la homeopatía en plantas, animales y seres humanos.

- Se reprocha siempre a los homeópatas no tener suficiente formación en homeopatía. Nuestra opinión al respecto es que el nivel de la formación y de la calificación para poder ejercer, especialmente para los terapeutas, ha de ser estandardizada y tener el nivel europeo.

- La medicina alternativa/complementaria carece de la financiación del Estado, de la Seguridad Social  y de la industria farmacéutica que se alimentan de las contribuciones de los ciudadanos. Tanto el Estado como las entidades privadas deberían aportar medios para la investigación. La afirmación que la homeopatía solo es placebo es una alegación que no da derecho a abandonar la investigación. La ciencia misma se debilita cuando por comodidad, o por estrechez de miras que es consecuencia de su  propia definición, limita sus posibilidades de conocer.

-  También se les reprocha a los homeópatas  no preocuparse por la investigación. Aprobamos sin restricción la exigencia de investigación. Queda mucho camino. Pero el camino no se debe caminar solo. Por ejemplo, la ciencia moderna no debería tomar por cierto que los ensayos a dobleciego son los únicos válidos en los estudios clínicos en el futuro.

- La ciencia moderna no debe cerrarse a la valiosa experiencia de los colegas que tienen la misma formación que sus miembros, pero que han escogido el duro y gratificante camino de la homeopatía para ayudar a  sus semejantes y a la vida.

Exigimos reconocimiento mútuo e investigación común, sin prejuicios.

La pelea por demostrar la validez única de un solo aspecto de la medicina quema cantidades inimaginables de la fortuna del país.

Sin embargo, la evolución en la medicina de los últimos 200 años muestra que la divulgación y el crecimiento de la medicina complementaria no se para – y no se puede parar. Las difamaciones por parte de ciertos sectores en la sociedad no van a producir los efectos deseados. Al contrario, ésta actitud va a producir más atención, más consciencia, más discusión respeto al tema.

Vistazo más allá de nuestras fronteras

El Análisis Ministerial del 19 de  diciembre de 2011 informa también sobre la situación en otros países. Cita el ejemplo de Alemania (5.3.1, página 53), y se concentra con unas líneas a Suiza (5.3.9, página 68). Puede ser útil para nuestras consideraciones  tomar en cuenta algunas observaciones y detalles sobre el desarrollo del reconocimiento de la Medicina Complementaria (MC) en estos países.

Existe en Suiza desde hace más de 30 años un movimiento social que lucha por su inclusión en el servicio público de salud. Este movimiento procede en su mayor parte de personas que han tenido experiencias positivas en su vida con la medicina complementaria. Se puede observar particularmente dos aspectos importantes en el desarrollo de la opinión pública:

- La medicina complementaria (MC) es cada ves más presente en la consciencia pública y está más debatida en todos los campos sociales.
- La segunda deriva de la primera. Es la rebelión siempre más fuerte contra la creencia en la infalibilidad de la ciencia y especialmente de la medicina, infalibilidad que no se justifica y es contraria a la experiencia.

Movimiento cívico hacía un cambio de la constitución

Entre 1999 y 2004,  cinco tipos de terapias complementarias, fueron integradas como medio de prueba en el sistema sanitario público suizo.  El llamado “Programa de Evaluación sobre la Medicina Complementaria PEK” proporcionó resultados discutidos sobre la efectividad, necesidad y rentabilidad de la MC. El proyecto fue cancelado con antelación de un año por decisión del Ministro de Sanidad en 2004. Además se prohibió la publicación de los resultados positivos con argumentos dudosos. Esta actitud autoritaria, apoyada por los medios  científicos e inaceptable, provocó una reacción cívica que culminó en el cambio de la constitución a favor de la MC. Al final el propio Estado promocionó el referéndum con el lema “SI, por un futuro con Medicina Complementaria”. ¿Medicina complementaria?, ¿Medicina Convencional? ¡Naturalmente Juntas!

67% de los votantes votaban un SI a favor de un cambio en la constitución. Resulta que a partir de enero 2012 el proyecto de evaluación se está reanudado hasta 2018.   (Leer más… ”El GALLO” p.2,3,4), leer más…

Una Iniciativa individual

En Alemania un solo ciudadano obtuvo resultados extraordinarios. Encontraba muy injusto que la Deutsche Krankenversicherung, el organismo estatal de seguros de salud, no reconociera en esta época (1984)  la práctica de la medicina complementaria ni la incluyera en sus prestaciones. Solo algunas aseguradoras privadas lo hacían parcialmente. Por eso, el señor Thomas Martens de Hamburgo, creó la aseguradora privada SECURVITA para las personas que usaban la homeopatía, la acupuntura y la medicina antroposófica, entre otras. En Alemania el sistema es diferente que aquí: son 150 aseguradoras controladas por el estado que forman el sistema de seguro de salud, una de ellas siendo ahora Securvita.  Doce años después Securvita podía ampliar sus actividades al campo de la Seguridad Social obligatoria. Sin embargo el Estado intervino y quería prohibir que  Securvita reembolsara los costes de la MC. La aseguradora luchó jurídicamente contra el Estado durante 7 años y ganó al final. En 2004 el Estado fue obligado a dejar a TODAS las aseguradoras  incluir las prestaciones para la MC si asi lo deseaban. Los usuarios son personas despiertas, que conocen los costes de la salud pública, que no ignoran los avances y maravillas de la medicina convencional, que saben de los problemas inherentes en su uso, pero que saben que a veces hay otro tipo de terapia que conviene mejor a su caso. Los asegurados quieren poder escoger. La compañía ha podido bajar sus tarifas después de ganar un pleito contra el estado que quería prohibirlo. El número de sus usuarios crece.

En Agosto 2010 el prestigioso periódico “Der Spiegel” publicó en el artículo principal  “Homeopatía – La gran Ilusión”  su postura negativa frente de la homeopatía. Al mismo tiempo el principal controlador del sistema sanitario aleman exigió que por falta de recursos los seguros cancelaran el reembolso de los costes de la homeopatía. Resulta que las companías de seguros protestaron de forma contundente contra esta postura, argumentando que esta clase de asegurados produce menos riesgo, que son los más “rentables” para los seguros y que pueden comprobarlo con estadísticas. Hay que considerar que ellos son los que paguen las facturas y dicen que las paguen con gusto. Leer más…

Hay que considerar por supuesto que tenemos en España otras reglas, otras costumbres sociales y culturales. No se trata de copiar de cualquier institución o cualquier reglamento que funciona bien para nuestros vecinos. Pero si se puede aprender de ellos.

¿Qué podemos aprender de eso?

Hay que mantenerse despierto y a la altura de las circunstancias.

Lo que parece imposible se puede alcanzar.

Hay que tener el ánimo de creer que las cosas pueden cambiar.

Los que se oponen a una idea son a menudo los parteros de nuevos impulsos e ideas.

Hay que revisar  la propia opinión, no creer en todo lo que sabemos desde la cuna, ariesgarse a abrirnos a otro punto de vista.

Ánimo, debemos atrevernos a lo aparentemente imposible.

Publicado en Opinión.

8 marzo, 2012

AEPSH – EL PORQUÉ DEL CAMBIAR DE NOMBRE

En una conversación con amigos estos me preguntaron “Y ellos (algunas autoridades), ¿qué opinan de la AEPH? ¿Qué concepto tienen de  la AEPH?”.

Estas preguntas me dejaron perplejo. ¿Por qué me preguntan esto?

Como soy de los que piensan a fondo, seguí preguntándome, cavilando -¿Quiénes somos en realidad?- hasta que surgió la respuesta.

Nos denominábamos entonces Asociación de Pacientes, como es el caso de asociaciones análogas en otros países. Pero no, ¡no somos una Asociación de Pacientes  más de tantas!

Una asociación de pacientes es una agrupación de personas afectadas ellas mismas o alguien cercano por una misma enfermedad o padecimiento. Se asocian en busca de apoyo e información relativa a su enfermedad.

Estos no son nuestros objetivos.

Lo que nos motiva en nuestro impulso a unirnos es diferente, y la pregunta que me formularon ayudó a definirnos, a encontrar nuestra verdadera identidad.

Somos una comunidad de personas que tienen en común utilizar y haber utilizado la homeopatía en caso de necesidad, y que quieren darlo a conocer. Una asociación puramente altruista. Con ánimo de dar testimonio que somos personas sanas con homeopatía. Un grupo de pruebas vivientes de que la homeopatía es efectiva y sin efectos colaterales.

En respuesta al trato injusto y la incomprensión por parte de algunos sectores de la sociedad, nos unimos para defender la verdad en esta cuestión. Anhelamos tener la libertad de escoger el modo de cuidar nuestra salud y la de nuestros hijos, asesorándonos con  profesionales despiertos, lúcidos, abiertos, informados. Queremos que nuestros nietos y biznietos también puedan disfrutar de esta libertad.

Reivindicamos de parte de las instituciones, de las autoridades, de la prensa, de los círculos académicos y científicos, el reconocimiento de nuestra existencia y reclamamos de parte de ellos una mirada objetiva, libre de prejuicios, sobre la homeopatía y las otras terapias naturales, para que se hagan una justa y sana idea de lo que signifíca.

Por todo eso hemos cambiado nuestro nombre, y somos ahora la AEPSH.

Asociación Española de Personas Sanas con Homeopatía

Publicado en Informe.

27 enero, 2012

Sanidad Evalúa las Terapias Naturales

El 19/12/11, el Ministerio de Sanidad del anterior gobierno, publicó un  Análisis de Situación de las Terapias Naturales.

Este informe, obviamente, no contiene toda la información que se hubiese deseado y se basa en estudios anteriores, pero refleja bastante la realidad de la situación de las terapias naturales y reconoce el hecho de que la homeopatía existe. Admite que falta investigación sobre su eficacia e ignora la investigación llevada a cabo en los 4 últimos años que demuestra que la homeopatía tiene un efecto bien superior al placebo. A pesar de ello afirma que “los niveles actuales de evidencia pueden ser valorados como suficientes para justificar su utilización en determinadas situaciones clínicas”. También reconoce la satisfacción de los usuarios.

Es de desear que la sociedad española conozca los resultados de la investigación existente y exija la investigación necesaria, a fin de lograr el reconocimiento total de la homeopatía en España y de evitar una propaganda malintencionada en contra ella.

Pensamos desde la AEPSH promover una toma de conciencia. Pronto publicaremos nuestra posición. Si todos afirmamos nuestra satisfacción con la homeopatía y expresamos nuestro deseo de reconocimiento, lograremos nuestros objetivos.

Publicado en Informe.

25 enero, 2012